Por qué objetar

PADRES EN ACCIÓN considera que los padres tenemos derecho a objetar por los siguientes motivos:

  1. Porque al incluir entre sus contenidos cuestiones como “la condición humana”, “la identidad personal”, “la educación afectivo-emocional” o “la construcción de la conciencia moral” – entre otras -, con enfoques y fundamentos claramente ideológicos, la nueva asignatura SUPONE UNA INTROMISIÓN ILEGÍTIMA DEL ESTADO EN EL SENTIDO DE LA EDUCACIÓN MORAL DE LOS ALUMNOS, que es una responsabilidad y un derecho fundamental de los padres.

  2. Porque NO ADMITE LA EXISTENCIA OBJETIVA Y PERMANENTE DE LA VERDAD Y EL BIEN – que tan ni siquiera menciona – sino que hace depender lo bueno y lo malo de los consensos que puedan conseguirse y, en definitiva, reduce la ética a lo que reconozca la legislación vigente en cada momento, lo que supone dejar la definición de lo que es o no ético en manos del Poder.

  3. Porque a pesar de plantear temas, como los ya citados que afectan directamente al significado del ser humano y el sentido de la vida, SILENCIA COMPLETAMENTE LAS TRADICIONES RELIGIOSAS Y LA EXISTENCIA DE DIOS Y DE LA TRASCENDENCIA DE LA VIDA HUMANA COMO FACTOR CONFORMADOR DE LA ÉTICA DE MUCHOS CIUDADANOS, relegando la experiencia religiosa a una opción íntima sin ninguna influencia en la vida social de las personas ni en la ética pública

  4. Porque IMPONE LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO, por lo cual debe aceptarse, sin posibilidad de crítica y bajo amenaza de ser señalado y acosado como “homófono” que existen, según la elección de cada uno, diferentes “orientaciones afectivo-sexuales”, todas ellas equiparables, y que la diferenciación y complementariedad sexual entre varón y mujer – base de la familia – es una construcción cultural que debe superarse.

  5. Porque ABUSA DE LAS EMOCIONES Y LOS AFECTOS DE LOS ALUMNOS Y RENUNCIA A LA PEDAGOGÍA DEL ESFUERZO, LA EXIGENCIA Y LA VOLUNTAD como condiciones de su crecimiento como personas.

  6. Porque insiste en la CONCEPCIÓN INADECUADA – INSPIRADA EN LA FRACASADA LOGSE – DE LA DEMOCRACIA EN LA ESCUELA, que ha provocado una pérdida de autoridad en los profesores y un ambiente que está dificultando la convivencia en muchos centros, generando, por la convergencia de otros factores, violencia y lesiones.

  7. Porque UNA BUENA PARTE DE LOS “CRITERIOS DE EVALUACIÓN” DE LA ASIGNATURA NO SE BASAN EN LA ADQUISICIÓN DE CONOCIMIENTOS SINO EN LA OBSERVACIÓN DE LOS COMPORTAMIENTOS DE LOS ALUMNOS para comprobar que han asimilado los planteamientos ideológicos de los contenidos.

  8. Porque, careciendo de una estructura disciplinar específica, la asignatura SE INTRODUCE EN EL CURRÍCULO A COSTA DE HORARIO DE OTRAS MATERIAS MÁS NECESARIAS, como son, en el caso de la ESO, Lengua Castellana y Literatura, Ciencias Naturales y Sociales, Geografía e Historia, Lengua Extranjera o Tecnología.

  9. Porque es INCONSECUENTE Y DISCRIMINATORIA RESPECTO A LA ASIGNATURA DE RELIGIÓN, que siendo una opción voluntaria pero elegida por casi el 80% de los padres de la escuela pública, es marginada al tener alternativas que pueden hacerla inviable en muchos centros y perder, en el caso de la ESO, una parte de su horario.

  10. Porque LOS CONTENIDOS DE LA ASIGNATURA QUE SÍ SON NECESARIOS Y JUSTIFICABLES – conocimiento de las Declaraciones de Derechos Humanos, de la Constitución o del funcionamiento del sistema político – PUEDEN INCORPORARSE A OTRAS ASIGNATURAS, como Conocimiento del Medio o Ciencias Sociales, o bien, tratándose de valores básicos y mínimas para la cohesión social, deben estar presentes transversalmente.